💖 Momentos “in Love” ❤️

💖 Momentos “in Love” ❤️

¡Qué emoción!

¿Preparados para celebrar San Valentín?

Tanto si eres de celebrarlo, como si no, te damos algunas ideas y te animamos a celebrarlo. Siempre es un buen momento para romper con la rutina y sorprender a tu pareja.

Me declaro fiel defensora de celebrarlo todo. Porque la vida, en sí, es una celebración. Te recuerdo, por si lo has olvidado,  que la vida son dos días. Así que no pierdas las oportunidades que se presenten. Con lo bonito que es quererse y, aún más, demostrarlo, ¿no?

En La Bella Candela, ya sabéis que somos promotores de los pequeños gestos que marcan la diferencia, de los detalles que sorprenden y de crear momentos únicos para esa persona especial.

Sorprender, es tan sencillo como “hacer algo que no solemos hacer”, por falta de tiempo, de organización,… Pensando… se me ocurren varias ideas… A ver qué te parecen:

vela de masaje

Un BAÑO SÚPER RELAJANTE a la luz de las velas.

Apetecible, ¿no? Busca un lugar seguro donde colocar la bandeja con dos copas y una botella de champán. Prepara la bañera con agua calentita, y vierte 250gr de sales de baño de lavanda. Perfectas para relajar y calmar el sistema nervioso. Por supuesto, la única luz que os acompañará será la luz de las 6 velas de té con aroma de lavanda, que estarán dispuestas estratégicamente por todo el baño para reforzar el aroma de las sales de baño. Ahora, sólo queda disfrutar el momento. Una buena conversación, unas miradas, unas risas…

 

san valentin vela

 

Aunque tal vez prefieras un “frente a frente con el CREPITAR DE LAS VELAS”.

Después de disfrutar de la cena. Esa cena que has preparado con todo el cariño, os merecéis una sobremesa a la altura. Busca un espacio cómodo donde tomar un café. Enciende una vela con mecha de madera, y mientras disfrutáis de su envolvente sonido, de su aroma cálido, dedicaos unas confesiones, unas palabras de afecto, o una frase loca que le arranque una sonrisa…

 

Y para culminar la noche, un MASAJE PARA ELEVAR EL ALMA, y dejarse llevar. A base de cera de abejas y manteca de karité, enciende una vela de masaje (lavanda-armonizante, flor de naranjo-relajante y flor de almendro-reconfortante), deja que se funda, apágala y comprueba su temperatura. ¡Listo! Todo un placer para los sentidos.

Seguro que a vosotros se os ocurren otras muchas ideas, que por supuesto, estáis invitados a compartir.

Ahora, prepara tu momento y…

¡a disfrutar de vuestro día!